Los abrigos prudentes

4

septiembre 3, 2013 por anagomez

Septiembre miente. Llega suave y cálido, cargado de folletos baratos, chándal de colores y spam. Con medias incómodas y bañadores gastados. Sin Martín. Disfrazado de nuevas oportunidades y de libreta en blanco.

María ha vuelto a casa y apenas se ha movido de su escritorio. Ni siquiera me acompaña con el sonido de su guitarra infantil. Antón sigue en la sierra y yo no encuentro el camino de vuelta al hogar de esa araña vagabunda. No comprendo cómo puedo haber emprendido un camino sin retorno si no encuentro la forma de avanzar.

Salva ha vuelto a sus aviones y a Rita le han encargado un trabajo nuevo. Pero mi teléfono no ha vuelto a sonar.

El viernes llegué a una oficina inmensa con ordenadores enfrentados y olor a café y pude imaginar cuál sería mi lugar en ella.

 

el apartamento

 

Había pasado la noche anterior estudiando a qué se dedican allí y buscando ese tipo de adjetivos insulsos con los que definirme, pero la entrevista fue breve y salí de aquel edificio  gris confundida, incapaz de adivinar mi futuro.

De nuevo en la discoteca colgué algunos abrigos prudentes, esperando una llamada que me permitiese salir corriendo, olvidarme de esa Laura vampira, de un ex boxeador en serie, del infeccioso David L. Quise dejar de rebuscar céntimos en todos los bolsillos para ir a cambiarlos al banco e imaginé la primera fiesta que haría un sábado por la noche. Pero no pudo ser ese sábado.

Ha llegado septiembre con sus fascículos y sus coleccionables de estreno en los mejores quioscos del país. Por fin entenderemos a los políticos con 100 expresiones absurdas. De la desaceleración acelerada al anuncio del anuncio de una bajada de impuestos. Además, podremos aprender informática básica para corruptos ineptos y completar la enciclopedia “Derechos de la mujer del PP según Gallardón. Si tienes opinión te jodes”.

Es hora de sacar el abrigo prudente y de prepararse para lo que tenga que pasar.

Share


4 comentarios »

  1. Jesús María Moreno Solanas dice:

    Amén. Jo, cómo hemos vuelto…

  2. Rosa dice:

    No te pongas aún el abrigo…septiembre promete Ana.

  3. Othelo dice:

    Querida Ana.
    Aunque apenas hice algún comentario a lo largo de tu historia, te sigo semana a semana y me encanta, sin embargo creo que no debes esperar los acontecimientos. Vé a por ellos.
    Estaré siempre ahí.
    Othelo

    • anagomez dice:

      Muchas gracias por tu compañía Othelo.

      Me gustaría poder seguir tu consejo, pero ¿cómo persigo una araña que no puedo ver?, ¿dónde encuentro a esa Alma que juega con ventaja?

      Puede que a partir de ahora todo sea incluso más complicado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>